Skip navigation

Monthly Archives: August 2005

CIELO DE BUENOS AIRES A LAS 13:55 DEL 30 DE AGOSTO DE 2005.

• Muy Nuboso. Sensación Térmica 12°C / 54°F (15:40, hora de Buenos Aires)
• Viento del Sur Sudoeste a 16 Kilómetros por hora
• Humedad Relativa 51%
• Barómetro 1.020,0 milibares
• Índice UV 2. Mínimo

Advertisements

Lo reconozco: traté por todos los medios. Me pasaron un libro de caricaturas y letras traducidas, vi la película, escuché concienzudamente muchas de sus canciones. Leí cuanta noticia salía en los diarios sobre ellos, tratando de encontrar algo. Y no.
Hoy borré a Los Beatles de mi compu. Definitivamente no me gustan.

No pude evitar tomar prestado esto de un blog argentino. Gracias Podeti.

Creo no exagerar si aseguro que la discriminación a la que se ven sometidos los poseedores de videocasseteras es comparable al APARTHEID SUDAFRICANO (bueno, capaz que un poquito). La realidad es que los que aún no nos VENDIMOS AL SISTEMA comprando uno de esos aparatos de DVD tenemos que soportar humillaciones y marginaciones – y tampoco creo no exagerar al decir esto – dignas de un ESTADO TOTALITARIO (bueno, tal vez un poquito).

“No, la tengo en DVD”; “No, se consigue sólo en DVD”; “Eso lo ves en la versión en DVD”; “No, la tengo en DVD (de nuevo)”; “No, la tengo en DVD, ya te lo dije varias veces, deja de preguntarme siempre lo mismo, esto ya es para hacerte una denuncia por acoso moral” son sólo algunas de las frases que escuchamos a diario, comparables – sin exagerar (bueno, sólo un poco)– al MORDER DEL LÁTIGO o el POTRO DE TORMENTO. Estos continuos vejámenes –son los que provocan odio, resentimiento y sangrientas revueltas populares comparables a la REVOLUCIÓN FRANCESA – sin exagerar, o a lo mejor, exagerando ligeramente.

Y no voy a decir que llegué al punto de desear que todos los poseedores de DVD mueran horriblemente – eso sería exagerar un poco – pero sí admito que he realizado un par de ritos de magia negra casera – nada sórdido, todo tranqui, siempre dentro del ámbito familiar – pidiendo que sus aparatos les ESTALLEN a todos EN FORMA ESPECTACULAR, y en todo caso que alguna que otra esquirla les pegue en la cara – sin lastimarlos ni nada, sólo para darles un buen susto. No quiero que piensen que soy un monstruo.

Los Dioses Oscuros me han sido esquivos una vez más y la cabra negra que sacrifiqué parece haber muerto en vano; sin embargo, un Dios más misericordioso pero justiciero ha lanzado su castigo a estos miserables. Un castigo horrendo, tal vez algo sutil y bastante irónico: sencillamente, ha dictaminado los poseedores de DVDs van atener que tirarlos a la basura en un par de añitos gracias a este inminente adelanto.

¡Disfruten de sus inofensivas persecuciones de autos, sus aburridos reportajes a Scorsese y sus subtítulos en neocelandés con doblaje en sirio libanés, actuales Dueños del Statu Quo! ¡Porque cuando el nuevo Mega-DVD FX con rueditas y rayos láser y la mar en coche salga al mercado, y yo sea el primero en comprarlo con el dinero que ahorré manteniéndome firme junto a mi fiel y ruidosa videocasetera y no alquilando DVDs – sí, tengo una alcancía especial destinada a eso -, yo me presentaré ante ustedes en toda Mi Magnificencia, riéndome de sus ridículos disquitos de reflejo violeta – encima violeta -, cargado de cinematecas de civilizaciones enteras guardadas en un soporte no mayor que la uña de mi dedo pulgar, y pagándoles eones de humillación con la misma moneda, en un acto de reivindicación comparable a – sin exagerar – una HIPOTÉTICA DEVOLUCIÓN DE AMÉRICA A LAS RAZAS INDÍGENAS!

Bueno, exagerando un poquito.

Cosas raras pasan cuando uno empieza a crecer. Sí, lo sé, estoy grande y hediondo, pero aún así no puedo evitar decir que soy una persona de espíritu joven, lo que puede salvarme de ser considerado un viejo de mierda. En fin. Anoche vi la luz, y pude plasmar en papel cómo me han ido gustando las chicas a medida que voy creciendo. Desde la elección espontánea de los 15, hasta lo más específico de los treinta. Veamos:

15 años. Revolución hormonal. Pelos, olores, bigotes incipientes, acné y edad del pavo (salía a la calle semanas completas sin cambiarme una sola prenda de ropa). Las mujeres de aquella época podían ser altas o bajas, rubias o morenas, delgadas o medio gordas. En fin. Era tanta la necesidad de poner a prueba las bullentes hormonas, que daba exactamente lo mismo quien apareciera en mi camino. Aún no existía el razonamiento lógico, la escala de valores, algún gusto específico, no. En aquellos años maravillosos, sólo buscaba conocer chicas y poder intercambiar nuestro desarrollo. Físico, claro está.

20 años. Etapa en que en lo personal vi cómo las hormonas de entre los quince y los veinte me convirtieron en padre precoz. Por lo mismo, mi vida en términos afectivos se mantuvo por mucho tiempo con la misma persona, hasta que entendimos que no era una buena manera de disfrutar nuestros tiernos años, y decidimos seguir buscando. Mi chica ideal de los veinte era mas estilizada, con sentido del humor y en lo posible mucho mayor. Esfuerzos hice demasiados, pero siempre terminaba enganchando con la hermana o la prima de quien realmente me interesaba. Un desastre.

25 años. A esta edad debo decir que estaba en el lado oscuro de la fuerza. Mis conquistas frustradas y mi pasión llevada al límite sin nada a cambio, me tornaron huraño, callado, mal humorado, odioso en extremo. Eso en el plano de las relaciones afectivas era un golazo. El tipo de chica de los 25 era inteligente, admirable, pragmática. El problema es que a cambio entregaba ausentismo, desidia y hasta parsimonia si queremos irnos a algún extremo. Esto provocaba en las chicas muchas ganas de estar con un tipo como yo, claro que a la semana de lograrlo me pateaban precisamente por todo lo que les había atraído en un principio: mi desgano.

30 años. La chica de los treinta, puede ser como la de los quince. No hay una distinción física que pueda llamarme más o menos la atención, aunque los ideales siempre estan. No tan bajas, con la cantidad justa de peso-pelo-pechugas-onda, y con la cuota de sensatez precisa. La mujer para mis segundos quince apunta más a la intelectualidad que a su envase externo. Las sigo prefiriendo admirables, en lo posible en alguna actividad afin a la mía (que ya no sé exactamente cuál es), con sentido del humor, con la inteligencia necesaria para dejarme con la BOCA ABIERTA (nada difícil), que me regalonee hasta el hastío y por supuesto sí o sí, que sea una chica que al menos en teoría programe en html. Si la encuentro, hago lo que sea para conquistarla. Se reciben nombres y sugerencias en el mail. Buenas tardes.

Verano. 8 pm. Sensación térmica, 37 grados. Humedad 97%. Lluvia torrencial. Así estaba Baires el día que me topé con su primera tormenta. Estaba en una productora, y llegó la hora de retirarse cuando sentí los truenos y el agua que tiraban con balde desde el cielo. Esperé un rato a que amainara, y como sencillamente eso no pasó, decidí llamar un taxi.
Treinta minutos más tarde, sentí que era necesario salir y tomar el primer auto que pasara. Al intentarlo, noté que cuando llueve en Buenos Aires, llueve. Calles anegadas, autos chocando, gente con pantalones arremangados en pleno Palermo, barrio bien de esta capital. Decidí torpemente quedarme en ese lugar aún esperando que todo pasara y mi taxi llegara. Una hora. Hora y media. Llovía tan fuerte como al principio y ni señas de auto. Finalmente me armé de valor y salí. Vestía camisa delgada (era verano), y a los 3 metros ya iba chorreando agua por todas partes. En la esquina de Cabildo y Concepción Arenal pude tomar un auto que me llevara a casa. Sólo 50 metros bastaron para que me diera cuenta que cruzar un tercio de la ciudad para llegar a casa, iba a resultar una epopeya. La basura flotaba por las calles anegadas, y los colectivos mojaban la poca ropa seca de la gente que esperaba algún medio de transporte.
Un viaje que en días normales hago en veinte minutos, hoy ya iba casi en una hora, y solo dentro del auto. El problema es que no habíamos avanzado más de 10 cuadras. El señor conductor -joven y avezado- intenta una maniobra para acortar camino: se sube a una vereda en plena Avenida Santa Fé. Bocinazos y agresiones verbales surgen de las calles y él las evade con la misma fineza con la que conduce. Me siento en un estadio de abstracción, pasmado quizás por la habilidad y descaro con que aquel chofer enfrenta su trabajo en pos de un buen servicio.

taxi

Logramos finalmente entrar por una calle que a pesar de toda el agua, resistía el embate. Avanzamos unos doscientos metros hasta encontrarnos con una calle que cortaba. De ahí en más, otra historia se escribía. Una calle profundamente anegada nos desafiaba a cruzarla, con el riesgo latente de quedar entrampados entre hojas y ramas que corrían por su novel caudal, sin embargo, aquél atrevido joven de mirada profunda y decisiones claras, puso el vehículo en marcha y cuál caballero medieval, enfrento las aguas con atrevimiento y coraje. Nunca soltó el pie del acelerador, y sólo ese pequeño gesto técnico bastó para hacer frente a un nuevo obstáculo entre el clima y mi casa.
Debo deciros, empero, que ésa fue sólo la acción que desató una tempestad paralela a la que ya vivíamos en la calle, porque sus maniobras exaltaron a otros conductores de vehículos, que frente a las maniobras conductivas de este héroe del transporte de pasajeros, se vieron profundamente afectados. El agua a la que él hacia quite, ellos la recibían de lleno dentro de sus máquinas, y al cabo de unos metros, un joven con mirada desafiante, lo detuvo cruzando su auto en medio de este riachuelo callejero, para increpar mediante el asalto soez y artero, a un hombre idealista.
Agresiones verbales pues, salieron a flote desde las turbias aguas bonaerenses. Amenazas de golpes de puño, descalificaciones a los integrantes de su familia, y hasta la destrucción de un vidrio retrovisor, marcaron un episodio tenso e inquietante. La demora en estas afrentas mutuas no hizo sino más que hacer mella en el interior de la carrocería de metal que me llevaba de vuelta a casa. El agua se filtraba por las rendijas, y la preocupación de un anegamiento masivo en el interior del vehículo, nos aventuro a tomar decisiones rápidas y arriesgadas.
Nos desplazamos por calles que venían en sentido contrario, buscando rutas alternativas. El caos permitía ser rebelde, así que poco importaron las advertencias de la gente que desde fuera nos incitaba a enmendar el error cometido. Esas maniobras fueron sin embargo, las que nos permitieron salir de aquel temporal y desplazarnos por avenidas despejadas y escasamente inundadas.
Dos horas quince mas tarde, mi cuerpo íntegro y en perfectas condiciones físicas y sicológicas arribaba a casaméxico, con la satisfacción de haber recibido en esa tarde noche de verano, el mejor servicio de transporte al que un simple mortal podría acceder. Y gratis. Porque los caballeros del servicio, frente a las adversidades de un clima veleidoso, sencillamente no cobran.

Confieso algo: este post estaba prometido hace mucho tiempo. Hoy me pongo al día.
Hace unos 5 meses iba viajando en taxi, cuando el señor conductor procede a abordarme con el único afán de poder gastar saliva en algún tema que él consideraba interesante. El verso tenía que ver con una historia que le ocurrió hace años camino a Mendoza y que hablaba sobre un bulto que divisó en la carretera. El pensó “este es un cuerpo” -claro está no habían testigos que pudieran confrontar su teoría- pero al acercarse, notó que sus conjeturas estaban muy distantes de la realidad. Lo que en verdad había sobre el asfalto caliente de aquella tarde mendocina, no era nada más que una “araña de la precordillera!!!”. El señor describía con lujo de detalles lo que era este insecto, que según su relato superaba en tamaño a un chico de 4 años. Reconozco que el timbre de su voz y lo apasionado de su labia, me alarmaron en un momento, sólo por la posibilidad que arañas gigantes estuvieran escondidas en las montañas esperando su turno para atacarnos y adueñarse del mundo. Sólo entendí que este señor disvariaba cuando en paralelo a esa historia, empezó a hablarme sobre zancudos (mosquitos) y de cómo ellos habían desarrollado en su proceso evolutivo una habilidad para alterar nuestro cuerpo por las noches para que pudieran picarnos con mas efectividad. Lo que el conductor planteaba -con aterrador convencimiento-, es que esos zumbidos que emiten los zancudos por las noches, lo que hacen es espantarnos, para que la sangre de nuestro cuerpo (que él dice que no circula cuando dormimos), se ponga en movimiento y así les salga mas efectiva y jugosa su picada.
A esas alturas ya estaba en una zona muy complicada de Buenos Aires como para bajarme, aunque confieso que quise practicar esas caídas de autos que aparecen en las películas, con tal de zafarme de este caballero de edad avanzada y conducción mas que deficiente.
Sólo me dejó satisfecho y tranquilo que por una carrera de 12 pesos, solo me cobrara 8, como un gesto de gratitud por prestarle mis oídos para explayarse sobre tamañas locuras. Desde ese día en todo caso, prefiero viajar en colectivo.

Nos inmiscuimos con nuestras camaras en una conversacion
de chat. Yo soy yo. El. Pues es él no?

yo: una pregunta muy idiota. por las casualidades
que motivaron a p t anderson a hacer magnolia…
yo: …debo decirte que en mi messenger estas tu que te llamas “spotless mind”
yo: y una chica que se llama “eternal sunshine”. te la presento?

el: presentamela. igual, digamos que a muchisima gente le encanto la peli. yo le di el valderrama film award 2004
el: la peli del año

yo: perfecto. una estatuilla de mucho respeto y jerarquia…
el: ya se la quisieran todos
yo: ahora que se que existe la quiero tb, claro que tendria que hacer una pelicula
el: si te ayuda, puedo generar alguna categoria especial ese año, para asegurarte el prestigio y que el resto de tu carrera marche viento en popa
yo: increible!
el: que quede entre nosotros, eso si
yo: mira, estoy haciendo correccion de color en
largometrajes filmados en HD
yo: ademas de eso edito offlines de comerciales
yo: y a partir de hoy salgo en las radios en un comercial de movistar, interpretando a un padre chileno enojado. aplico en algo?

el: en serio?
el: yo estoy cerrando elenco de mi peli, buscando coproduciones, cerrando version nueva de guion
el: el rubro actuacion es tu fuerte. se nota a la legua

yo: siempre lo supe
el: actuacion radiofonica
el: best radiophonic male performance 2005

yo: quiero poder agradecer a la academia…y todas esas patranas de las entregas de premios.
el: and the winner is jugarte!!!!
yo: perfecto! suena muy bien, medio gay, pero bien.
el: quien da mas? jugarte a la una, jugarte a las dos… adjudicado!
yo: gracias, gracias, muchas gracias!
el: como puedes ver, el jurado trabaja de manera seria
yo: un jurado calificado, serio y responable, es el que me permite disfrutar hoy de esta primera estatuilla, que voy a colocar en un lugar muy importante en mi hogar
el: el “cajon de la droga”
yo: la “cajita feliz”
yo: la senorita eternal sunshine se cayo de su conexion a internet…
yo: y no ha vuelto. es mi manera de compensar este gran gesto de la academia..

el: era una señal del destino que ella saliera de aqui…
yo: pero sin ningun problema puedo darte su messenger. le hable lo poco que se de ti. y quedo enganchada
el: andate!!!!!
el: a q lado de la cordillera habita?

yo: al lado chileno
yo: comuna de nunoa

el: chuata.
yo: asi es esto…
el: mmm… tantas coincidencias. yo tambien en chile, casi nunoa… oh dios
yo: ves?
el: es ELLA
yo: magnolia weon, magnolia… todo pasa por algo. nada es azaroso
el: mientras no me borre de su disco duro en los tiempos dificiles…
el: no seria la 1a vez, en todo caso

yo: mira, creo que es del tipo de chica para querer. se llama paula
el: que queires decir con eso? que tiene bonita letra?
yo: tiene manos interesantes, quizas “bonita letra”, como dices.
el: justo lo q buscaba!! lindas manos
yo: reconozco, eso si, haberla visto pocas veces
el: sus manos. tipean bien?
yo: tipean bien. y hacen lo que deben hacer
el: y COMO! orale pues, mano!
yo: es muy complejo de explicar joven, quizas otro dia feliz lo hago, pero ahora lo importante es tomar decisiones de pais.
yo: decisiones que hagan de chile un pais mas justo, mas democratico…

el: yo soy un gran estadista, que te pasa?
yo: …mas cercano…
el: donde la gente se abrace, se reencuentre
yo: hoy tenemos en nuestras manos el destino de una nacion emprendedora
el: el futuro de chile
yo: comprometida. que esta dispuesta a mirar de cara al futuro
yo: de plantearse nuevos desafios
yo: metas.

yo: que sus hijos crezcan con igualdad, sin discriminaciones
el: creo q el valderrama film award no hizo mas q despertar la megalomania
el: es comprensible

yo: odio la megalomania. pero me reconozco un adicto
el: como sea, ibas bien. mucho mejor que Bachelet, que no dice ni eso
yo: estaba pensando volver a chile solo para tenderle una mano
yo: que crees tu, joven padawan?

el: no estaria de mas, mira que en cualqueir momento el imperio contraataca, mi pequeño saltamontes. con tu voto mas un voto…
yo: juntos. podemos
el: crecer con igualdad
yo: por un chile mejor
el: + por Chile
yo: la alegria YA viene!
el: es el hombre
el: es diferente

yo: es el cambio
el: viva
yo: (ponga su nombre aqui)
el: y el slogan: “pan para hoy!”… honestidad brutal
yo: comunicacion sin filtro
el: son las preocupaciones reales de la gente, en serio
yo: yo lo se… la gente se me acerca en las calles y me lo dice…
el: las decisiones de pais despertaron mi apetito.
yo: buon appetit entonces. ahi esta el mail, por si acaso.
el: nada mal. creo q la voy a invitar a MSN ya mismo. who knows?
yo: el pais cree en ti.
yo: debo deciros sin embargo, que en este momento historico, ella esta offline

el: ya se encontraran nuetsros caminos
yo: eso espero. suerte con el almuerzo, con la patria, con las grandes decisiones
el: gracias. la necesitare. en el almuerzo, se entiende.
yo: viva chile
el: chi chi chi
yo: lelele
yo: viva chile!!!

el: viva chile!!!

Me pasa seguido. Veo una “solucion” a una “necesidad” a la mano. Voy, contrato o pago por ese “remedio”, y al final, después que satisfize mis “deseos” quedo varado con un “problema”. Críptico?.
Contraté banda ancha en casaméxico, aburrido de las eteeeernas esperas para bajar algo de la red, porque no podía usar ningún programa para hablar por la web, ni mucho menos enviar algunos de los trabajos que me piden desde Chile. Por eso, Telefónica llegó a mi casa, y promoción mediante, instaló un módem y servicio de banda ancha de un mega al precio de una de 256k. Todo bien, hasta que se me ocurrió “subir” material de video para enviar a Santiago. Craso error. El resultado del “experimento” es un día completo para grabar entrevistas, de 10 de la noche del jueves hasta las 6 y media de la mañana del viernes para codificar, y desde las 9 de la mañana de ese mismo viernes para enviar el material. Son las 6 de la tarde de ese mismo viernes. No he almorzado, ni siquiera he dormido. Y por supuesto, nada de lo que estoy enviando ha llegado.
No se si la tecnología nos ayuda o nos perjudica. Estoy en ese umbral de la duda casi plausible.

return

…y lo quiero pasar a buscar.
Se me quedó la dignidad, el amor, la comprensión. También la paciencia, la tolerancia, el escaso amor propio, la incondicionalidad.

Ese egoísmo del que tantas veces llenas tu boca, ése también se me quedó, al lado de horas de llantos que intenté consolar, de angustias que acompañé, de proyectos que nunca vas a hacer sin mi, porque te negaste a aceptar que era lo que mejor tenías a la mano. Quiero sacar de tu casa cualquier rastro de mi olor, cualquier señal que diga que en algún momento de tu vida tuviste a sólo centímetros de tu lecho, a esa persona a la que nunca le diste nada más que abrazos y amor furtivo. Quiero desaparecer de tu cabeza confusa porque entendí que no me necesitas para nada más que tus momentos tristes. Porque nunca voy a ser esa “casa” que asignas con facilismo sordo a quienes ya no están, y que sospecho nunca entenderían.

No. Ya no más. Quizás pase a buscar esas cosas en estos días, en alguno en que no te vea con cara indiferente para esconder tu soledad, o en alguno en que ni siquiera estés para no seguir bajando en tu profundidad, sencillamente porque el oxígeno de mi propia vida ya no alcanza para dos. Y si, quizás ése sea el único acto de egoísmo que podrías reprocharme. Pero el dolor que arrastro y que me lleva a eso, vale la pena cargarlo para entender que después que recoja lo que queda de mi en tu casa, todo estará mejor. Porque a diferencia tuya, yo sí me lo permito.

Es la nueva camada de personajes que poblan el mundo. Son la involución de la generación X, de los Yuppies, los Groovies, Loosers y hasta de los Nerds. Son una especie casi generacional que pulula en torno a los treinta, lo que me produce ataques de urticaria, porque de vez en cuando me he sentido parte de ellos. La generación “P” tiene elementos que la hacen fácilmente distinguible en la fauna de diversidad que somos. Los “P”, son faltos de tino, sacadores de vuelta, de esos que exprimen a sus padres hasta el final y sin asco. La generacion “Pé” son de esas personas que se asustan de la independencia, que temen aventurarse, y que jamás, digo JAMAS podrían hacer algo por si mismos. Aprovechadores, mala clase, caraduras. Adjetivos podrían haber docenas para clasificarlos.
Me he encontrado con varios en la vida y lo único que siento al verlos es que no quiero ser nunca como uno de ellos. Tienen rasgos comunes con la generación “I”, la de los idiotas -a la que pertenezco-, pero de ahí a considerarlos algo así como partners, ni hablar.
Son la “generación pastel”, y hay tantos de ellos cerca tuyo que quizás hasta te confundas.

Y para muestra un botón.
Una gentil colaboración del maestro Distémper.