Skip navigation

Category Archives: Cine

Ando desaparecido. Pero dejo posteada una deuda que tenía pendiente. Cumplí estoicamente con mi promesa moral de no publicarlo mientras no existiera el video en otra parte. Ya está online. Y mi conciencia de pasada, camina tranquila.
Con ustedes y en exclusiva, el trailer de “Una película de Huevos”. Que huevada.

Advertisements

toto

Hace unos tres años atrás, mientras preparábamos un capítulo de Edición Impacto en CHV, el editor tuvo la gran idea de hacer un especial de dibujos animados “extremos”. Y no se le ocurrió nada mejor que citar entre otros, a los Huevocartoon, animaciones en flash que originalmente se podían ver en internet a manera de postales virtuales. Los años pasaron, el programa no se hizo nunca, y ahora en Buenos Aires las vueltas de la vida o las casualidades (frases que cobran mucho sentido mientras uno se hace más viejo), me tienen frente a un computador, haciendo un trabajo desastrozo: poner en sincro el audio de “Una película de Huevos” -el largometraje de esas inocentes postales-, para una exhibición privada que se hace esta noche en el Village Recoleta. El enredo (o la historia) es así: Una de las productoras en que freelanceo es la que convenció a los mexicanos dueños de la marca a que se vinieran a Baires a hacer el largometraje. De ahí aparece la empresa de animación que se encargó de dibujar la pelicula; Valeria, que hizo la coordinación y el montaje y las relaciones públicas y el sicoanálisis (un aplauso para ella); Torres, uno de los dueños de la produ en que trabajo y que hasta el dia de hoy sueña con huevos preparados en sus más diversas formas, y Jugarte que para ésta versión “work in progress” hizo lo posible por calzar las voces de los personajes en las imágenes que estaban mudas o con un pequeño (y mal) sonido de referencia. El asunto es que mientras escribo esto, estoy frente a un monitor, bajando a cinta éste material. La película está muy entretenida, y a pesar que viene plagada de mexicanismos (carnales, pinche huevo, la neta, esquincle), todo se entiende y todo es un permanente cago de risa. El humor mexicano se parece mucho al chileno, y entendiendo eso, lo más probable es que esta película se proyecte en Chile para las vacaciones de invierno.
Los detalles de la exhibición de esta noche los agrego en un post mañanero. El avance lo estoy subiendo para que vean una escenita. Apenas esté disponible, agrego el link.

Ayer aprendí algo nuevo. Si no pagas las cuentas, los servicios que contratas se suspenden. Bueno, eso me paso con internet. Pero ya aprendí que si vas a un centro de pago y abonas el total de la deuda, ¡¡¡el servicio funciona de nuevo!!!. Este 2006 me depara muchas sorpresas. Lean esto. Se lo robé a Podeti, y al diario Clarín. Que ladrón que soy. Ah!. Feliz año.

BALANCE CINEMATOGRÁFICO 2005 DE VIDEOS VISTOS POR LA MITAD PORQUE TE QUEDASTE DORMIDO COMO UN CERDO (Y EN EL SENTIDO AMPLIO DE LA PALABRA “MITAD”)

“Los Coristas”: Emocionante película sobre un maestro que arma un coro con niños problemáticos. Al menos eso dice la caja; en realidad la película finaliza abrupta e inexplicablemente a los quince minutos, en una parte donde el maestro conversa con el director en una oficina, sin haber llegado a armar el coro ni nada. Incluso creo que termina en la mitad de una frase. Creo que esta película hubiera sido mucho mejor si realmente hubieran aparecido en algún momento los famosos coristas del título. En fin, son esas cosas del cine europeo experimental.

“Hellboy”: Película de impresionantes efectos especiales sobre un demonio criado por los humanos durante la segunda guerra mundial. Una pena que termine abruptamente en la mitad de una escena, a los quince minutos, en la que el demonio está levantando unas pesas. El director perdió la oportunidad de contar una trepidante historia de acción y en su lugar eligió contar un drama psicológico sobre halterofilismo, que encima no tiene resolución. Una pena.

“El Expreso Polar”: Película navideña que trata de un niño que se toma un tren para visitar a Papá Noel. Animación 3D de excelente factura, aunque el guión se resiente por el hecho de que la película termina abruptamente en el minuto 32, en una parte donde el niño habla con un linyera en el techo del tren. Un final injustificable. Tampoco es muy coherente el hecho de que la película vuelva a empezar treinta minutos después, cuando tu hijo te despierta aterrorizado porque aparecen unas marionetas monstruosas. La película vuelve a terminar cinco minutos después, y vuelve a empezar cuando el niño está de vuelta en su casa y abre su regalo de Navidad (una elipsis inexplicable, que deja decenas de baches narrativos: ¿Qué pasó con el tren? ¿Apareció Papá Noel? ¿Qué hacía mi maestra de inglés de séptimo grado montada en un unicornio, aunque probablemente esto fuera parte de un sueñecito? La falta de profesionalismo de los guionistas de Hollywood asusta). Luego, termina de nuevo, pero no puedo precisar exactamente en qué parte si no que me encontré súbitamente en medio de la noche, subido a la cama con zapatos.

“Cumbres Borrascosas”: El clásico de Emily Bronté, protagonizado por Ralph Fiennes y Juliette Binoche, que llega hasta casi el final, y termina cuando el maldito del protagonista habla con una chica de algo (en medio de una frase). Es difícil hacer una crítica de esta película porque a partir del minuto veintitrés, si bien la película no termina abruptamente, como las anteriores, es como que “semi-termina”, dando toda la película la sensación de que estás viéndola a través de tus pestañas, como en un estado de modorra y ensoñación, casi de sueño. Un interesante efecto onírico que desgraciadamente conspira contra la memorización del argumento.

“Llámame Peter”: Película que narra la biografía escandalosa del comediante Peter Sellers, que termina abruptamente en una escena en la que habla con Stanley Kubrick en un auto. Un final muy poco dramático, aunque esta vez no es por culpa de los Dioses del sueño sino porque no soportamos seguir enterándonos de que nuestro actor favorito era un COMPLETO CRETINO y un DESCOMPENSADITO.

“Bob Esponja – La película”: ¿Qué pasa con los guionistas de Hollywood? ¿No les han enseñado en la escuela los conceptos básicos de principio, nudo y desenlace? A diferencia de las anteriores, a esta película lo que le falta no es el final sino el principio (este es uno de esos films donde a uno le tocó cocinar), y empieza cuando estás terminando de condimentar la ensalada y el protagonista – un animal marino, por lo que pude entender el argumento sería parecido a “Liberen a Willy” o a “Tiburon” o a “Buscando a Nemo” – ya está en medio de la aventura, que tampoco me la acuerdo bien.

“Soñar Soñar”: Un caso parecido al anterior, en este caso debido al temita del sueño, sólo que tiene principio, tiene desenlace,pero le falta la parte del medio.

“El Aviador”: Esta película directamente no tiene argumento, porque después de la cena con tintorro o sidra ni siquiera llegué a sacarla de la caja. Vuelvo a preguntar: ¿qué pasa con los guionistas de Hollywood?

“París Texas”: Tampoco.

“El Capitán Sky y el mundo del mañana”: Ídem.

“Kill Bill 2”: No.

“Vida Acuática”, “Gente de Roma”, “Cortos Franceses de 1920”, “Las trillizas de Belleville”, “Hiroshima mon Amour”: No, no, no, no, no. No.

“Million Dollar Baby”: Me temo que ni siquiera llegué a alquilarla. Es una de esas películas que uno las lleva al mostrador, hace unos visajes dubitativos y la termina devolviendo para sacar una con Ben Stiller. Y después te encontrás con un amigo de tu primo, que hace años no ves y que te cuenta que anda metido en el tema de las asambleas barriales, y te enterás que todavía hay, y decís “¡mirá vos!”, y después te vas a casa y comés guiso de arroz con pollo. Es ese tipo de película.

“Los Desconocidos de Siempre”: Este caso es GRAVÍSIMO, porque cuando la vi hace años sí que tenía rgumento y ahora ya no. Esto nos da la idea de que el cine europeo también está en decadencia, especialmente el cine europeo de hace cuarenta años.

El balance, pues, es bastante negativo, especialmente en lo que refiere a finales abruptos y ausencia total de argumento, por lo que nos preguntamos por qué el cine actual no es más temprano y antes de comer, en lo posible sin alcohol, o antes de dormir al nene. La respuesta, como siempre, la tienen las nuevas generaciones de cineastas.

El público sensible al sufrimiento humano debería abstenerse de leer estas líneas. No quiero hacerme responsable de su colapso nervioso, ni mucho menos de la cuenta de su analista.

Uniéndome a la desastroza idea de publicar listas y más listas, a las ya innumerables que existen en las bitácoras personales, es mi deber como ciudadano, volver a la carga con una guía para que usted -amablísimo lector de este cada día más desprestigiado blog-, PUEDA ELEGIR QUE PELICULA NO VER, y así no malgaste su escuálido presupuesto, buscando que hacer para no quedarse en casa.

Antes de acceder al material, permítame introducirlo al porqué de este compromiso comunitario. Precisamente en busca de un ordenamiento mental, y como una forma de abandonar Casaméxico, decidí usar un par de cupones de descuento que tenía para el cine, y bueno, ir al cine, no?. La idea en esta ocasión era poder “internarse” en Cinemark Puerto Madero para despejar la cabeza, sentarme en butacas cómodas -con hoyito para el vaso- y poder acceder a diversión pasajera y no carnal. La cartelera no era muy estimulante que digamos, pero como la idea era escribir algo antes de que estrenen King Kong (el 15), decidí atreverme. Puse cara de rudo, apreté la mandíbula y canjee mis cuponcitos de descuento, que en rigor me permitían ver dos películas por el precio de una. Eso en Buenos Aires significa 2 x $14.50 ($1500 chilenos). Nada despreciable.

La primera es de un director que tiene obras notables. “L.A Confidential” y “Wonder Boys” eran algunas de las cartas de presentación de Curtis Hanson, y quizás eso fue lo que me llevó a ver “In her shoes”, con la exquis…perdón EXQUISITA Cameron Díaz. La historia sin embargo era una soberana lata. Una de las cosas que he aprendido en mis periplos cinematográficos, es que si llegas a una sala donde sólo hay mujeres, la cosa puede resultar perturbadora. Normalmente son historias de amigas que se pelean, y de uno que otro galancete que se mete a dejar alguna cagada. No quiero decir que las mujeres vean sólo porquerías en el cine -no se me malinterprete-. Solo digo que éste tipo de películas son como las de acción con minas tetonas y culos apretados, que los hombres gustamos de ver en ocasiones. Retomo. “En sus zapatos”, trata de dos hermanas que después de algunas complicaciones propias de la convivencia se pelean (ya dije eso, no?). Se separan y cada una empieza a encontrar ciertas cosas que había ido perdiendo en el camino, entre ellas la tolerancia, el respeto y hasta una abuela que creían muerta. Mucha reflexión, mucho personaje querible, mucha poesía (demasiada para mi gusto), y un happy ending frustrado por la explosión que ocurre al final de la película, donde las hermanas mueren calcinadas. No se preocupen, así no termina, pero sí termina con las dos hermanas muertas. Un final tremendamente emotivo. Mucho muy emotivo.

mijita

Tan linda que es. Lástima que se muere al final.

La otra es de Miguel Courtois, se llama “El Lobo”, y cuenta la historia de un policía español que logra infiltrarse en la organización terrorista vasca ETA en la década del 70. La película tiene buen argumento, algunas actuaciones recordables, pero lo que queda dando vueltas es la incapacidad resolutiva de algunos directores. Es un trabajo que podría durar perfectamente una hora y veinte minutos menos, donde sobran planos y diálogos. El mérito es que las secuencias de acción están bastante bien logradas. Pero a prepararse, porque es una película que maneja datos que muchos de nosotros no conocemos y que “El Lobo” no se encarga de resolver. Quizás eso sea un vicio que tenemos la mayoría de nosotros de tanto ver cine gringo, pero como el reflejo condicionado ya existe, eso se transforma en una tara.

explosion

Después de esto, salen los créditos.

El final es simplemente increíble. No se los quiero revelar, pero tiene a dos mujeres de protagonistas, una explosión y muchos cuerpos calcinados. También mucha reflexión, mucho personaje querible, mucha poesía (demasiada para mi gusto), Y bueno que más decir. Sólo que si van a verlas es a su propio riesgo el gastadero de plata. Piénsenlo. Hey!. En serio. Porque yo al menos tenia cuponcitos.

Haciéndome parte de la oleada de héroes anónimos, que pululan en el planeta, me veo en la obligación de revelar lo que estudios científicos de peso avalaban hace ya un tiempo:LOS CINES CON MALOS ASIENTOS PUEDEN DEJARTE LA ESPALDA EN LA MANO!!!. Por lo mismo, decidí elaborar una pequeña guía para que no asistan a algunos salas de Capital Federal, a no ser claro, que escojan sentarse en el suelo, o que la película valga realmente la pena el sacrificio. Aquí los datos:

ARTIPLEX CABILDO. Un cajón de tomates es un bergere de cuero al lado de las asquerosas “butacas” que ofrece este cine. Resortes que acarician tus nalgas, respaldos a punto de caerse de lo mal claveteados que están y un espacio en el que apenas cabe un culo de tamaño estándar ISO9000, son las “joyitas” con que te puedes topar si viajas en colectivo o Subte hasta ese barrio. En este particular caso valió la pena, porque la pelicula era NO-TA-BLE. 2046: LOS SECRETOS DEL AMOR, vale la pena sin duda, a pesar que el sonido era un asco, el proyector se trababa y la imagen que se veía en el telón era sólo un 90% del tamaño real en que se filmó. Apto sólo para quienes usen el tratamiento de Tony Little para abdominales perfectos.

PREMIER CORRIENTES. Lejos el cine que más pena me ha dado. Es en este lugar donde la llamada “magia del cine” se puede apreciar en esplendor. Porque nadie logra comprender cómo un cine que se está cayendo a pedazos por dentro, que corta los créditos de las películas y que permite entrar al público de la función siguente cuando aún no termina la proyección, pueda seguir funcionando. Las filmes son todos los éxitos de taquilla que ya fueron en las salas con butacas cómodas y con hoyito para la bebida, y están allí, precisamente para los que creen que las películas que se estrenaron en enero siguen hasta octubre en la misma sala. Y como no, uno de esos fervorosos creyentes es precisamente quien escribe.

COSMOS. En Chile, el paralelo sería el Anfiteatro Lo Castillo, si es que aún existe. Las sillas -jamás butacas- son de tevinil rojo y acolchado mediocre a base de espuma de muy mala calidad. Eso redunda en que el culo se te hunde y quedas con las rodillas mas o menos a la altura del pecho. Eso en rigor podría ser un problema, salvo porque los ingeniosos dueños del cine aprovecharon de poner filas de asientos a sólo 10 centímetros de distancia unas de otras. Si juegas basquetbol o sencillamente mides más de 1 metro setenta, mejor ni te asomes, es plata perdida y consulta al traumatólogo casi segura. Y como si fuera poco, a este cine también llegan idiotas que además de ver, prefieren conversar las películas.

En Santiago hay una especie de fiebre por la nueva joyita del cine local. Se llama Play, es la opera prima de Alicia Scherson y fui un privilegiado por verla mucho, mucho antes. En marzo. Puedo decirles que su sencillez y lo bien construida que está la historia les va a abrir esperanzas en los nuevos directores de chilito. Algún curioso empero, estará preguntándose el porqué pude ver esta peli seis meses antes que se estrenara allá. Pues bien. Tal y como versa el texto de Magnolia , las cosas nunca pasan porque si. El tema-motivo fundamental de este post, tiene que ver con la presentación en sociedad del 30% de mi existencia, el de la semillita (se dice que los hombres aportamos el 50%, pero las minas está comprobadísimo que la pasan mucho peor, así que el crédito va para ellas), el que genéticamente permitió que a los 18 ya tuviera poco pelo, el poseedor de la mayor (y mejor) labia que he conocido en mi vida: mi padre. El Nen tuvo la ventura de aparecer en Play, y hoy en exclusiva les presento 5 fotogramas -de los 20 en que sale- para que lo conozcan y eventualmente le pidan autógrafos en la calle.

LA PREPARACION

En esta imagen observamos a “Cristina Llancalleo” (Viviana Herrera, muy guapa), buscando qué escuchar en el juguetito que encontró…

01

EL LOOK

Aquí se mira la chasquilla. Se siente winner. Tanto que hasta el que escribe está medio enamorado…

02

EL PUCHO Y EL SUSPENSO

La Llancalleo sale del Pasaje Central (así se llama el espacio ese), y camina pucho mediante hacia la Plaza Panamá, el sitio donde el sublime encuentro va a tener lugar.

03

LA ACTITUD Y LA CONFUSION

La actitud, porque camina sin titubeos al encuentro (no les pienso decir de quién o qué, vean la peli). La confusión, porque esa gente de atrás no es del barrio. Mi amigo Dalton Gonzalo me explica que son los llamados “extras”, personas a las que se les paga para rellenar una imagen. No entiendo eso del relleno, y discuto airadamente con él. Sigo confuso.

04

MI PADRE!!

Aquí observamos como mi papá viste una polera color azul, con cuello, de manga corta, pantalones al tono y una actitud de galán cinematográfico de los 60. Su expresión distraída es producto del trabajo de personaje que hizo durante dos meses previos a la filmación. Mientras le preguntaba por detalles, me decía que lo más difícil fue hacer la escena real, fluída. Mi padre quería participar más activamente de la acción del encuentro (que no les pienso contar qué es, vean la película), como una manera de aportar la experiencia de un actor maduro, sin embargo Alicia prefirió algo más espontáneo. Cuando la escena concluye, pide el resto de la jornada libre. Está exhausto. Su personaje es muy demandante en el resto de la historia.
Este es mi padre. Mi orgullo. Un beso a la distancia, te quiero viejo. Y ojalá tú a mi también si llegas a leer esto.

05

No pude evitar tomar prestado esto de un blog argentino. Gracias Podeti.

Creo no exagerar si aseguro que la discriminación a la que se ven sometidos los poseedores de videocasseteras es comparable al APARTHEID SUDAFRICANO (bueno, capaz que un poquito). La realidad es que los que aún no nos VENDIMOS AL SISTEMA comprando uno de esos aparatos de DVD tenemos que soportar humillaciones y marginaciones – y tampoco creo no exagerar al decir esto – dignas de un ESTADO TOTALITARIO (bueno, tal vez un poquito).

“No, la tengo en DVD”; “No, se consigue sólo en DVD”; “Eso lo ves en la versión en DVD”; “No, la tengo en DVD (de nuevo)”; “No, la tengo en DVD, ya te lo dije varias veces, deja de preguntarme siempre lo mismo, esto ya es para hacerte una denuncia por acoso moral” son sólo algunas de las frases que escuchamos a diario, comparables – sin exagerar (bueno, sólo un poco)– al MORDER DEL LÁTIGO o el POTRO DE TORMENTO. Estos continuos vejámenes –son los que provocan odio, resentimiento y sangrientas revueltas populares comparables a la REVOLUCIÓN FRANCESA – sin exagerar, o a lo mejor, exagerando ligeramente.

Y no voy a decir que llegué al punto de desear que todos los poseedores de DVD mueran horriblemente – eso sería exagerar un poco – pero sí admito que he realizado un par de ritos de magia negra casera – nada sórdido, todo tranqui, siempre dentro del ámbito familiar – pidiendo que sus aparatos les ESTALLEN a todos EN FORMA ESPECTACULAR, y en todo caso que alguna que otra esquirla les pegue en la cara – sin lastimarlos ni nada, sólo para darles un buen susto. No quiero que piensen que soy un monstruo.

Los Dioses Oscuros me han sido esquivos una vez más y la cabra negra que sacrifiqué parece haber muerto en vano; sin embargo, un Dios más misericordioso pero justiciero ha lanzado su castigo a estos miserables. Un castigo horrendo, tal vez algo sutil y bastante irónico: sencillamente, ha dictaminado los poseedores de DVDs van atener que tirarlos a la basura en un par de añitos gracias a este inminente adelanto.

¡Disfruten de sus inofensivas persecuciones de autos, sus aburridos reportajes a Scorsese y sus subtítulos en neocelandés con doblaje en sirio libanés, actuales Dueños del Statu Quo! ¡Porque cuando el nuevo Mega-DVD FX con rueditas y rayos láser y la mar en coche salga al mercado, y yo sea el primero en comprarlo con el dinero que ahorré manteniéndome firme junto a mi fiel y ruidosa videocasetera y no alquilando DVDs – sí, tengo una alcancía especial destinada a eso -, yo me presentaré ante ustedes en toda Mi Magnificencia, riéndome de sus ridículos disquitos de reflejo violeta – encima violeta -, cargado de cinematecas de civilizaciones enteras guardadas en un soporte no mayor que la uña de mi dedo pulgar, y pagándoles eones de humillación con la misma moneda, en un acto de reivindicación comparable a – sin exagerar – una HIPOTÉTICA DEVOLUCIÓN DE AMÉRICA A LAS RAZAS INDÍGENAS!

Bueno, exagerando un poquito.

Pues bien. Si ese es el panorama que aceptaste, porque el frío post lluvia te tiene loco, pide alguna de las siguentes películas. Hoy ando toda una Yolanda Montecinos. Y dice asi:

– Testigo Mudo (Mute Witness). Lejos lo más entretenido de Anthony Waller. Un thriller vieeeejo (1994) y que reencontré ahora en una versión remasterizada que a los 10 minutos te tiene entre cagado de risa y extasiado de cómo a alguien le quedó tan buena una película que tenía que ser muy mala.

– En la ciudad. Película del español Cesc Gay. Historias de tipos más o menos de la misma edad, que comparten la infelicidad de sus vidas y como son capaces de crear un mundo de relativa normalidad a su alrededor, para mostrarse menos vulnerables. A pesar que la vi cuando ya había empezado, vale la pena.

– Porfavor vean y “respalden” el recital de DM “Live in Paris 2001”. Son dos discos que además del recital, viene con los visuales que se proyectan en el telón de fondo, entrevistas varias y material para que los fanáticos tengan una erección de felicidad (yo al menos la tuve).

EXTRA!. Si andan de ánimo, y si está disponible en otras latitudes no argentinas, porfavor arrienden el DVD de Soda Stereo. Es tan freak que me recordó la época del rock latino, ésa en que usaba camisa amasada de color celeste y pantalón de cotelé negro apretado en los tobillos. Una pequeña joya para los melómanos.

Hoy fui a ver Batman Begins. Notable. Cristopher Nolan se mueve bien en el género que le pongan encima. Al que lea esto y ande indeciso sobre que ver, ya sabe.

batman_begins_logo

Pero como esto no es un comentario de películas, sino un blog cada día más extraño de clasificar, les cuento que hoy en el cine me sentí medio estafado. Batman dura algo así como 2 horas veinte, pero resulta que en medio de una parte bastante importante de la historia, de repente todo se pone negro, y un cartón gigante aparece en pantalla diciendo “Receso de 8 minutos”. Acaso los que van al cine no han aprendido a ir al baño antes de entrar a la sala?. O es que acaso Hoyts está bajo en las ventas de cabritas (pochoclo) y necesita deshacerse del stock?. Acá el cliente no tiene la razón. Sencillamente mi reclamo fue ignorado. Sólo me deja tranquilo que la película al menos valía la pena. Eso.

Ojalá pudiera conocer a alguien.
Pero la probabilidad de que eso ocurra es limitada, sobre todo si considero mi incapacidad de mirar a los ojos a una mujer desconocida…

Porqué me enamoro de toda mujer a la que veo y que me muestra
la más mínima atención?…

Cuán feliz es la suerte de la inocente vestal?. Al mundo olvida y el mundo la olvidó.
Eterno resplandor de una mente sin recuerdos que acepta todas las plegarias y renuncia a todos los deseos.