Skip navigation

Falta sólo una semana para que mi humanidad (y la panza llena de empanadas porteñas, tartas de pollo, milanesas y demases) aterrice en Santiago. Y le he dado algunas vueltas a este evento del 2005. Porque va a ser el primer y único viaje a Chile en este año, y quién sabe cuando me aparezca de nuevo. Curiosamente han asomado sentimientos ansiolíticos por ver a mi gente, tomar piscola -que la detesto-, abrazar a los amigos (que acá practicamente no existen y puta que se necesitan). En fin. Tratar por diez días de estar nuevamente en el lugar que decidí abandonar buscando cumplir el sueño. Pero como la vida es rara -y yo también cada tanto- es que al menos un par de veces he considerado en serio la posibilidad de volver definitivamente. Ya lo decía Fuica hace unos meses. Estamos y quizás sólo de vacaciones permanentes, pero con las dificultades propias de las no vacaciones…

ticket

Digo, se hace difícil estar en un lugar donde quieres hacer una vida y que por diversas circunstancias no has logrado. Eso desgasta, inquieta, desanima, pero también ayuda a crecer y a que las cosas dejen de ser tan graves como al principio.
Adoro esta ciudad, su viento constante, su gente, el tren y la estación de Retiro. Y odio profundamente la basura en las calles, los chantas y mi ineptitud para adaptarme a todo esto con propiedad. Estoy agradecido de esta tierra porque me ha permitido hacer las cosas que jamás imaginé. Pero también recuerdo Santiago y sus micros amarillas, las conversaciones oligofrénicas, la hija que espera que llegue el 21, el Río Mapocho, el calor seco…
El taxi de San Telmo a Ezeiza está cada día mas cerca, y tengo los nervios de la primera vez que me subí a un avión. Salvo que este viaje no es de trabajo, mucho menos de vacaciones. Es un viaje para reencontrarme con esa vida que decidí dejar y que en una semana, me pasa prueba coeficiente dos.

Advertisements

2 Comments

  1. saudade , es una buena palabra portuguesa para describir un poco lo que sientes..

    que te puedo decir, me paso a mi, y eso que fui por poco tiempo tb a Bs As y también -otra curiosidad- tuve que tomar el “remis” de san telmo a ezeiza;
    y a veces pasa que no importa que tan lejos te vayas ni cuanto sea el tiempo del viaje, pero es el hecho de volver lo que te hace pensar en lo que dejas y en lo que vas a encontrar.
    en fin, un gran tema has puesto, y lo que es peor -o mejor- me dejaste pensando.

    suerte en la coeficiente 2.

  2. Uf carnal…que le hacemos, yo tambien tendria nervios..de hecho es la Prueba final a tu sensacion de desarraigo….esto de estar en el Limbo no es agradable…adonde pertenecemos los que andamos probando suerte en otras latitudes…???, quien sabe, somos esa puta “poblacion” cosmopolita a “huevo”..Suerte y pñor supuesto no olvide llevarse un indio picaro de recuerdo eh..


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: