Skip navigation

Estoy en el Subte. Estoy medio atrapado. Pero no porque tenga alguna complicación con mi cabeza, no. Más bien porque los chicos del Subte están en paro. Si, este es el país de los paros. El de hoy es en solidaridad con los trabajadores de la linea aérea estatal. Nadie de los que llena el tren que está parado en la estación Olleros entiende mucho lo que pasa. Sólo están molestos y acalorados, porque si hay algo que es insoportable aquí es el calor que hace en el Subte, y a partir de hoy para mi, los paros sin sentido se suman.
Hoy quería llegar temprano a la casa para poder dormir. Y este grupito de “trabajadores” me lo impidió. Feliz saldría del carro y usaría otro medio de transporte, pero desde el lugar en que estoy no se que colectivo tomar, y plata para taxi no tengo.
Trato de entender la lógica con que operan los sindicatos de acá, y es sumamente difícil. Es muy sano que exista un movimiento de trabajadores sólido y que al menos en apariencia, den la sensación de unidad, pero eso contrasta fuertemente con las ganas que tienen la gran mayoría de los argentinos de superar los tiempos duros. No sé, quizás necesito más horas de taxis, colectivos y subtes para lograr entender la necesidad que tienen acá de agrandar y complejizar todo lo que les pasa.
Tarea para la casa.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: