Skip navigation

Ha pasado casi una semana sin publicar nada en este post, y la verdad querido lector, es que ganas no he tenido demasiadas.
Entré en la fase nostálgica, lo que viene a ser más o menos la primera echada de menos. Superé el tiempo máximo que había permanecido fuera de Chile, y de inmediato vinieron los recuerdos, las alegrías, las penas y obviamente, las lagrimas. Eso sumado a mi última gran discusión con Clarisa, (la única que conozco con acento chileno acá) deja las cosas bastante a mal traer.
Quizás discutir es la manera menos sufrida de sentir nostalgia, pero también la más injusta, porque siempre es a costa de alguien a quien normalmente quieres; así las cosas, ésta vez me tocó a mi nuevamente ser “víctima de las circunstancias”, sólo que ésta vez reaccioné y puse las cosas medianamente en orden. Eso sin duda mejora mi ya desordenada cabeza, pero de pasada, me aleja de la gente que quiero justamente cuando más la necesito.
Acaso ése es el costo de vivir fuera?, de querer iniciar una vida diferente?
No sé, explicaciones pueden haber muchas, sólo digo que con nostalgia la mejor técnica es encerrarse. Se sufre más, pero no involucras a nadie en algo que nació para ser superado por uno mismo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: